lunes, 8 de abril de 2013

Sinsajo, Trilogía Los Juegos del Hambre III



"Katnis Everdeen ha sobrevivido dos veces a Los juegos del hambre, pero no está a salvo. La revolución se extiende y, al parecer, todos han tenido algo que ver en el meticuloso plan, todos excepto Katniss. Aun así, su papel en la batalla final es el más importante de todos. Katniss debe convertirse en el Sinsajo, en el símbolo de la rebelión... a cualquier precio. ¡Que empiecen los septuagésimo sextos juegos del hambre!"
Esta es la sinopsis que ofrece La Casa del Libro en su web. Suzanne Collins nos presenta el final de su fantástica trilogía. Con Sinsajo se culmina una obra que nos habla de las injusticias que se aplican desde la perspectiva del poder y de la revolución de un pueblo cansado de dichas injusticias. 

En esta tercera entrega, la autora nos mantiene en vilo durante sus 422 páginas, quizá incluso aún más que en los otros dos libros. Se desvelan escenas muy impactantes dentro del absoluto caos y suceden cosas que jamás hubiéramos pensado. Al final, llegaremos a la conclusión de que ni los malos resultarán tan malos ni los buenos serán tan buenos.

Por otro lado, he de decir que Sinsajo te deja un sabor muy amargo, ya que te introduce en una atmósfera bélica, triste y donde no se puede confiar en nadie. En este libro no hay finales felices, solamente queda un sentimiento de conformismo y de apatía por parte de los protagonistas, parecido al que les queda a los excombatientes de guerras reales y esto es lo que se acaba transmitiendo al lector, a mi parecer. 

Para terminar, solo os puedo decir que no os arrepentiréis de leer esta trilogía.

Nuestra puntuación es: 




2 comentarios :

  1. tienes razón, acabo de terminar de leerla y no tenia palabras para describir lo que sentía, pero "sabor amargo" lo describe muy bien, hubiera querido mas de Katnees hacia Peeta al final......

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar, Fabiola! Sí, es lo que decía que lo que parece es que Katnees se conforma con lo que le viene, como si pensara que ya no hay más después de todo lo sucedido. Es genial.

      Eliminar